Manual de Supervivencia en un concierto

Una pieza para Beefeater llamada Big Bad London de la productora Bosalay Producciones y el realizador Iván Mena Tinoco. El grafismo está realizado por Javier Naval de Prado.
La pieza está rodada con una Canon 7D a un 50f/s todo el tiempo, luego en postproducción aceleraron o ralentizaron las imágenes con software para dar ese gran dinamismo y esa sensación de que el tiempo se congela o acelera.
De este proyecto he sacado grandes conclusiones y he aprendido un montón, creo que nos vamos acercando a un buen uso del humo, aunque queda mucho por hacer. Usamos dos tipos de humo, el haze o cracker y el convencional.
La diferencia más grande que veo es que el convencional te vela un montón la imagen y te reduce mucho el contraste. Te convierte todo en un manchurrón si te pasas de cantidad. Para tapar superficies que no quieres ver u ocultar diversos marroncillos está muy bien, pero si quieres marcar haces de luz y nada más, el correcto es el cracker, aunque tarda un montón en rellenar toda la superficie.
Quizás hubiera sido más correcto contrastar un poco más la cámara desde menu o usar un filtro como el ultra contrast, si bien el margen de corrección se habría quedado muy mermada en cuanto a posibilidades.
Me gusta mucho la corrección de color que ha aplicado Iván en el “Shake”, ha sacado colores que no habíamos puesto en rodaje y el resultado es muy meritorio.
En nuestro planteamiento inicial las luces principales iban a ser principalmente contraluces, aunque luego nos dimos cuenta que quizás hubieramos necesitado alguna luz más frontal o lateral angulada desde arriba.
Estoy satisfecho con el resultado, el gaffer Daniel Parrilla Tegel, que es muy bueno, hizo un gran trabajo, al igual que el ayudante de cámara, Ismael Fernández.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *